THE WAN DIARIES: Página 6 - Marruecos (I)

UN BOSQUEUN DESIERTO

Azrou, Atlas Medio  + Merzouga y desierto del Sahara, SE de Marruecos

La #expedicionmerzouga de www.expedicionpolar.com

(Texto y Fotos en analógico: Ella)

Estos días tengo muy presente la semana que pasamos en Marruecos. 

Ya tengo revelados los carretes que tiré y mirando las fotos se me hacen presentes muchas cosas de las que viví. El calor (al parecer, soportable en esa época del año pero terriblemente incómodo para mi);  la abundancia de dátiles (y palmeras); cómo la arena se colaba por todos los resquicios de mi ropa en el desierto; un impresionante bosque de cedros; descubrir que hay alguien más con un sentido del humor tan particular como el mío (y también que somos muy pocos); sentirme observadora y observada al mismo tiempo; la historia de unos valientes que pasaron la noche en lo alto de la gran duna; los intensos colores tan habituales allí, tan escasos en nuestro Norte. Y esa luz… 

Nuestra primera parada fue en el bosque de cedros de Azrou. Imagina que piensas que vas a ver una película del oeste, pero de repente ves a Marty McFly llegando al Hill Valley de 1885 en un DeLorean reconvertido en una máquina del tiempo. Pues así de impactado estarías si crees que en Marruecos sólo vas a ver arena. La impresión fue grande pero ayudó a que la transición entre las montañas del Norte y el desierto no fuera tan abrumadora.

Eso sí, el cambio de paisaje según nos dirigíamos al sur fue brutal. 

En nuestra estancia en el desierto tuve una sensación de pequeñez difícil de explicar. Como imaginarse un granito de arena en la inmensidad y extensión del desierto. Pocas veces he sentido esa grandiosidad tan apabullante de un medio natural.

Pero sobre todo, estoy recordando ese pensamiento que ronda mi cabeza cada vez que vuelvo de un viaje: que hay que viajar, que hay que cambiar de entorno; salir de tu burbuja aunque sea por unos días porque además de que nos aporta otras cosas, sobre todo se aprende. Se aprende tanto… A mirar, a apreciar, a respetar y a desenvolverte en un entorno que no es el tuyo. Y no hablo del idioma o la geografía, sino en la forma de entender la vida y vivirla.

Using Format