THE WAN DIARIES: Página 5 - Gales y Sur de Inglaterra (y V)

UN FESTIVAL Y UNA CIUDAD

Somersault Festival, Castle Hill, condado de Devon, UK + Bath, condado de Somerset, UK

(Texto: Ella / Fotos en analógico: Él y Ella)

Creo que nunca me había costado tanto volver a casa. Las vacaciones siempre son vacaciones pero algunas se perciben de otra manera. Desde hace tiempo decidí vivirlas de forma diferente y este viaje me llegó como nunca había vivido otro igual. Ahora tengo claro que la forma en la que viajas tiene mucho que ver.

A pesar de haber estado “asalvajados” durante tres semanas, viajando en nuestra furgoneta, acabamos nuestra estancia en UK pasando por un festival en el sur de la isla y luego en una de las pocas ciudades en las que estuvimos, la preciosa Bath. Y no pudimos acabar mejor. 

Nunca he sido de ir a muchos festivales, pero decidimos ir a este por lo diferente que parecía del típico festival con vasos de katxi por el suelo y barro hasta las rodillas. Y por que había algunos grupos que tocaban a los que teníamos muchas ganas de ver en directo. 

Y bueno, el barro hasta las rodillas lo tuvimos (y hasta más arriba), pero fue totalmente diferente a lo que había visto antes. El  dress code del festival era pijama y botas de agua. O sombrero de copa y chaleco. O traje de baño y chubasquero. Coronas de flores, caras pintadas, torsos al aire, carreras en el barro y disfraces. Cada uno iba como le parecía y hacía lo que le parecía; era un ambiente que invitaba a hacer lo que no haces el resto del año. Niños y grandes convivían sin ningún tipo de impedimento. Borrachines respetuosos, valientes bañistas, niños en carretillas, delicadas arpistas y ágiles trapecistas. Todo parecía estar en una extraña y bella armonía.

No podía cerrar los ojos o me perdería algo.

De los tres días que estuvimos en el festival, podría decir que uno y medio estuvo lloviendo y el resto nublado, excepto un par de horas en las que vimos un glorioso sol. Ese rato de sol, un baño en el helado río y reposar al sol como un par de lagartijas fue uno de los grandes momentos de ese fin de semana.

Fue un shock cuando, un par de meses después de que tuviera lugar el festival y tras hacer planes para volver el año que viene, supimos que no se va a celebrar en 2016. Al parecer, el terreno donde se hace es privado y los propietarios quieren dejarlo descansar por las condiciones que ha tenido que soportar este verano. Doy fe: cuatro ingleses fortachones tuvieron que ayudarnos a sacar la furgoneta del barro al irnos,… ¡estaba estancada hasta la mitad de las ruedas! En cualquier caso, el festival definitivamente fue uno de los highlights de nuestro periplo por UK.

Después de estos días, de no parar de reír, bailar y quitarnos barro de la ropa, llegamos a nuestra última parada antes de empezar nuestra vuelta a casa: Bath. La estancia fue bastante corta y no hicimos la típica visita a las termas o el Royal Crescent (nota mental: tenemos que volver a Bath) sino que simplemente callejeamos y entramos a algunas tienditas que ya tenía fichadas y otras que nos enamoraron por el camino. Básicamente disfrutamos del fluir de las bellas y armónicas calles de la ciudad. 

En la carretera. Así acaba THE WAN DIARIES de Gales y sur de Inglaterra, igual que empezó: en la carretera y soñando en blanco y negro…

Using Format